… Y Marbella despidió a Simply Red

Simply Red

En el último concierto que esta agrupación inglesa ofreciera el día de ayer en la Península Ibérica, antes de su anunciada y definitiva separación en el año 2010, más de dos mil personas disfrutaron de las canciones más conocidas y memorables de Simply Red en la voz de su fundador Mick Hucknall, de 47 años de edad.

Fue un regreso obligado a décadas pasadas que tema tras tema se hacía cada vez más entrañable. En escasos noventa minutos de duración, se consiguió dar un merecido repaso a la carrera discográfica de esta banda que cuenta ya con algo más de 25 años de historia.
Los acordes lentos fueron los que predominaron durante la velada aunque su canción de bandera, la mítica “stars”, fue la que hizo delirar al público presente.

Hucknall anunció en rueda de prensa que iniciará una carrera como solista apenas termine esta serie de recitales en la primavera del 2010.

Vía | EFE


Escribe un comentario