Coachella y Lollapalooza no quieren palo-selfies en el festival

Palo-selfie

Hay modas tontas y modas tontas extra. Una de esas modas es el uso del palo-selfie, que ya solo con el nombre dan ganas de no salir de casa. La cuestión es que, el objeto en cuestión, está empezando a estar mal visto en varios festivales y lugares habituales de celebración de conciertos. El motivo es tan simple y real como el hecho de que el palo-selfie puede ser usado como arma arrojadiza. Imaginad el caso: Kanye West va a Glastonbury, saltándose los organizadores la petición lanzada en Change.org, de los asistentes del festival -recordad que el aforo del festival son 135.000 personas y la petición ya reunió 131.000 firmas-, el 20% fuesen con su palo-selfie… ¿cuántos de esos palos podrían terminar en el escenario y/o cabeza de Kanye West? Exacto.

La cuestión es que los organizadores del festival del Coachella (Indio, California, desde el 10 de abril) y Lollapalooza (Chicago, desde el 31 de julio) ya están indicando a sus asistentes que nada de llevar palo-selfies al recinto, al menos si tienes intención de entrar. Además hay más festivales que están pensándose lo de seguir los mismos pasos de Coachella y Lollapalooza, como son Bonnaroo, Governors Ball y Sasquatch.

En UK ya hay recintos donde no está permitida la entrada con palo-selfies, como son el O2 Arena de Londres, el O2 Academy de Brixton y el SSE Wembley Arena. Nada más necesario que un fan para que la maquinaria de la música funcione, pero nada más perjudicial que un fan enfadado, sobre todo cuando se ha gastado el sueldo en asistir a un festival y este le ha resultado un churro. Por eso… y por precaución… siempre mejor sin palo-selfie.


Categorías

Festivales, Noticias

El Gato

Limitarte a un sólo tipo de música es como comer todos los días lentejas. Abrid bien los oídos y aprended a disfrutar de todas esas joyas que... Ver perfil ›

Escribe un comentario