Entrevista a Lily Allen en Clarín

lily-allen-mobile

El Sí, el Suplemento Joven del diario argentino Clarín, ha publicado una entrevista a la joven cantante pop, en coincidencia con la salida de su último disco It’s Not Me, It’s You.

La artista inglesa habla sobre su familia, su vida sexual y, por supuesto, su nuevo album, que tan disímil se lo ve (y escucha) comparado con sus trabajos anteriores.

A lo largo de la entrevista se respira la rebeldía y transgresión adolescente a la que nos tiene acostumbrados Allen, pero también se puede ver cómo es el proceso de composición y qué temas le preocupan a la hora de escribir las canciones.

Los dejo con una parte de la entrevista, más abajo dejo el link para quienes quieran leerla completa.

-A tus shows van bastantes niños. ¿Alguna vez te cohibís cuando tocás estos temas sobre sexo y novios poco favorecidos?
-No, la gente que viene a mis conciertos ya escuchó mis canciones y viene para verlas en vivo. No me siento para nada cohibida. Además, si me inhibiera no las escribiría porque compongo con la intención de interpretar el tema. En realidad, nunca tengo ninguna inhibición.
¿En “Alright, Still” le dedicabas un tema a tu hermano (“Alfie”) y otro a tu abuela. ¿Hay más dedicatorias familiares?
-¿A miembros de la familia? Sí. Go Back to the Start es sobre mi hermana. He Wasn’t There se trata de mi padre. Ese tema tiene un disco viejo de jazz de los años ’40 que suena de fondo, porque tiene el feeling como de una vieja canción. Es sobre mí y mi vida anterior y es reminiscente de otra época. Ah, y Chinese es sobre mi madre.
-Como en tu debut, en la mayoría de los nuevos temas ponés experiencias que no son graciosas en melodías alegres y con letras llenas de humor

-Supongo que es la única manera de hacer canciones que tengan sentido para mí. No le veo ningún sentido a ser muy, muy triste sobre algo. Por eso, trato de que sea gracioso. Y, al contrario, cosas alegres parecen tristes. Creo que, en cierta forma, mi contradicción es lo que hace que mi música sea interesante.
-El tema “22” habla de una chica que se siente presionada para tener un novio como símbolo de éxito. ¿Creés que, por eso, muchas mujeres jóvenes pueden buscar relaciones duraderas?
-Ja, ja, sí. ¿Por qué? ¿Eso no pasa en la Argentina? Creo que el tema, igual, busca contar que si una chica siente que no sabe para dónde ir en su profesión, su única posibilidad está en un hombre y en la idea de que él pueda apuntalarla financieramente.
-¿Tenés tiempo para responder e-mails a tus fans como hacías antes?
-Trato de hacerlo. Mi asistente revisa mi mail, es la que me pone las cosas enfrente para firmar. Les envío muchas cosas a los fans. Ya no llego a responder más en MySpace, pero sí respondo a las cartas y el material que recibo por correo.
-Tu primera vidriera fue MySpace. ¿Descubriste bandas ahí?
-Sí, he descubierto a mucha gente en MySpace. Kate Nash es una de las personas que encontré ahí. Me gusta escucharla. Y hay una chica nueva llamada La Roux. Es muy buena. Me gusta.
-¿Fuiste realmente tan rebelde en la escuela como se dice?
-No, no tanto. En realidad, era muy desdichada cuando estaba en el colegio y quería cambiar la escuela. Mi única manera de poder salir de eso era portarme mal y me perseguían. Era mi manera de hacerles frente.

-¿De qué forma la música te cambió?

-Creo que me dio un rumbo en la vida. Era algo que podía hacer y recibir una reacción positiva de la gente. Todo lo que hacía, hasta entonces, provocaba reacciones negativas. La música fue lo primero que hice que le caía bien a la gente.

Para leer la entrevista completa, click acá

Fuente: Clarín


Escribe un comentario