Entrevista a Pearl Jam, con motivo de la reedición de Ten

pearl-jam

Una de las bandas pioneras de la música grunge, Pearl Jam, acaba de reeditar su disco debut Ten, que fuera un sorpresivo éxito de ventas que acompañó el apogeo de la escena musical de Seattle.

El periodista Tom Rothrock dialogó con los integrantes de la banda que contaron cómo fueron los primeros pasos de Pearl Jam y la grabación del disco que los consagró.

El vocalista Eddie Vedder, el guitarrista Stone Gossard, el bajista Jeff Ament y Mike McCready recuerdan la época, hablan del quiebre que significó la muerte de Andrew Wood (y cómo hicieron para recuperarse del golpe), de la escena grunge, de sus canciones favoritas, del trabajo que demanda componer y de la visión que tienen hoy en día del disco que marcó un antes y un después en sus vidas.

Los dejo con la entrevista completa:

¿Cómo se formó Pearl Jam?
Stone:
-Buscábamos cantante y batero y esperábamos encontrar alguien en Seattle, por lógica. Pero no. Nos copaba mucho la batería del disco Uplift Mofo Party Plan (Red Hot Chili Peppers) y decidimos pegarle una llamada a su responsable, Jack Irons. Le preguntamos si además conocía algún buen cantante y nos dijo: “Por supuesto. El loco Eddie”.
Eddie Vedder: -Estaba familiarizado con Soundgarden y Mudhoney, pero no con Mother Love Bone. Supongo que eso fue bueno, porque así no sentía la presión. Escuché el disco que me mandaron y al día siguiente, cuando fui a surfear, seguía en mi cabeza. Estaba en medio de las olas y pensé una serie de canciones, una suite en el espíritu de The Who o Pink Floyd. Las grabé en un rato y mandé ese demo que me habían pedido de camino al trabajo.
Stone: -A Jeff le encantó enseguida, pero para mí fue un proceso de asimilación. Claramente era un buen cantante.
La leyenda dice que Eddie insistió en ir directamente desde el aeropuerto a la sala de ensayo. ¿Cómo se lo tomaron ustedes?
Jeff:
-La primera vez que vino tenía una remera de los Butthole Surfers y el pelo largo, pero afeitado de uno de los lados. Parecía un enano, pero cuando abrió la voz, todo sonaba grandioso.
Eddie: – Al principio, yo buscaba aprobación en las letras y en mi voz. Había escrito Jeremy y quería saber si les cabía la historia de este chico que se suicidaba. Pero ellos estaban muy preocupados en el tempo del baterista.
-La banda se llamaba originalmente Mookie Blaylock, por un basquetbolista. ¿Cómo fue que quedaron como Pearl Jam?
Mike: -Jeff, Eddie y Stone eran fanas de Neil Young y la idea de “jam” (zapada) estaba dando vueltas hace rato. Había una lista de nombres y la palabra Pearl figuraba en uno. Jeff las puso juntas y acá estamos.
-¿Cómo funcionaron las sesiones de grabación de “Ten”?
Mike:
-Hicimos primero unos demos en nuestro estudio, Galleria Potato Head. Después lo tuvimos a Eddie cantando durante una semana y llevamos todo al London Bridge Studio, en Seattle. Me acuerdo de que Even Flow lo hicimos 50 ó 70 veces. ¡Era una pesadilla! Todavía creo que Stone no quedó conforme del todo…
-¿Cuáles son sus canciones favoritas del disco?
Eddie: –
Probablemente Why Go?. También Master Slave, que es como un tema arty en el que trabajamos con Jeff de noche.
Stone: -Amo Oceans. Es un arreglo muy simple, pero detonante, en tres movimientos.
Mike: -Me gusta mucho Alive, una canción que emocionalmente siempre tuvo mucha respuesta de las audiencias. ¡Hasta hago un solo divertido en el medio!
Jeff: -En aquel momento era Oceans. Cuando la grabamos me parecía que era una sucesión de buenos momentos musicales.
En los primeros meses, el disco se movía despacio y ustedes empezaron a hacer giras. Al principio Eddie era un muchacho más bien tímido y luego terminó convertido en un gran performer. ¿Cómo se dio ese cambio?
Mike: -Lo que creo que lo hizo cambiar fue cuando Chris Cornell (Soundgarden) lo llevó a beber y lo inspiró a soltarse. No sé qué más habrán hecho, pero de ahí en más se empezó a abrir (risas). Al toque empezamos a irnos a Europa y ya era el tipo que se colgaba de cualquier parte del escenario.
Eddie: -Cuando enfrentás al público es difícil no querer asegurarte de que esa gente que está enfrente no se lleve algo inolvidable. Por supuesto, primero tenés que asegurarte de estar haciendo bien los cambios de acordes e interpretando bien la canción. Pero de repente, una parte intrépida y oculta de mi personalidad me tomaba por sorpresa y me empujaba al límite para llamar la atención de la audiencia.
Stone: -Eddie no fue el que todos conocieron sino hasta después de 40 ó 50 shows. Fue el tiempo que le tomó habitar las canciones y transformarse en el gran performer que es.
-El disco vendió 12 millones de copias y se transformó en un clásico. ¿Cómo lo ven hoy?
Stone: -Me parece que se sigue sosteniendo, aunque ya no lo escucho (risas).
Jeff: -Desde que grabamos nuestro segundo disco, Vs, le vengo pidiendo a Brendan O’Brien (productor) que haga una remezcla de Ten. La versión original tiene una producción muy de los ’80.
Eddie: -Era nuestro primer disco como banda, casi no teníamos rodaje en vivo. De hecho, yo no había hecho ninguna grabación antes. Estuve escuchando esos temas en dosis semanales en mis propias versiones en vivo, durante 17 años. Así que mi recuerdo de los temas es siempre más crudo que el original.

Fuente:


Escribe un comentario