Eurovisión 2015: Un puesto 21 para una Edurne que brilló

Edurne Eurovisión

De nuevo otro año en el que muchos fans de Eurovisión han -hemos- gritado en las redes sociales eso de “¡el año que viene te va a ver tu abuela!” Y es que, un año más, España ha vuelto a quedar entre los últimos puestos del certamen. Lo malo de este año es que -y en esto he coincidido con mucha gente- todo parecía ir en un crescendo que sólo ha servido para que el porrazo en los dientes fuese mayor.

Pero vamos desde el principio. Mientras muchos Eurofans celebraban a grito pelado la noticia de que sería Edurne nuestra representante de este año, otras voces pusieron el grito en el cielo con las críticas de siempre sobre lo malos para la salud que han sido los “triunfitos” y demás lindezas. Cuando se descubrió su canción, ‘Amanecer’, las críticas no fueron a mejor. Que si una letra horriblemente adaptada, que si todo muy repetitivo, que si era plana… la cosa ya se iba poniendo fea. Luego salió el videoclip y casi que la gente salió con antorchas a la calle.

Cuando empezaron los ensayos empezaron a llover los ansiolíticos. La actuación no conseguía brillar y la voz de Edurne, si bien tenía momentos muy buenos, también los tenía malos. Pero, y aquí es cuando vino la sorpresa, anoche Edurne consiguió sorprender a muchos de los que dábamos la noche por perdida con una actuación espectacular. De repente parecía que no había nada de la Edurne de los ensayos, todo era fuerza -en algunos momentos desbocada, sí- y hasta emoción, pues se habló de la lágrima que corría por su cara al minuto de empezar a cantar. Como diría mi madre: “los pelos como escarpias, oye”. Cuando terminó la actuación muchos veíamos a España quedando en buena posición… hasta que llegaron las votaciones y pasó de votarnos hasta el tato, quedando en el puesto 21 de los 27 que participaban anoche. ¿Cómo pudo ser? Para muchos, muchos fans, Edurne estuvo brillante. ¿Otra vez nos toca comernos la mierdita de que la mayoría de los países tengan los votos casi pactados? Pues será eso. Así que prefiero quedarme con el buen sabor de la actuación de Edurne.


Categorías

Actualidad, Eventos

El Gato

Limitarte a un sólo tipo de música es como comer todos los días lentejas. Abrid bien los oídos y aprended a disfrutar de todas esas joyas que... Ver perfil ›

Escribe un comentario