Grooveshark muere y resucita igual que Cristo

Grooveshark

Esta era la crónica de una muerte anunciada. Grooveshark, el servicio en el que millones de usuarios compartían su música de forma libre y gratuita ha acabado cerrando sus puertas. El motivo no ha sido otro que la pedazo de denuncia interpuesta por las compañías discográficas más importantes por un valor de nada más y nada menos que de 17.000 millones de dólares. Teniendo en cuenta que Grooveshark comenzaba como una idea de tres estudiantes, ver la cantidad de 17.000 millones de dólares es como para que cualquiera se eche a temblar.

Grooveshark ha cesado su servicio con un mensaje en el que reconocen haberse pasado las licencias y demás menesteres obligatorios de cara al mercado por lo más profundo del forro: “Empezamos hace cerca de 10 años con el objetivo de ayudar a los fans a compartir y descubrir música. Pero a pesar de nuestras mejores intenciones, cometimos varios errores. No hemos conseguido las licencias de gran parte de la música en el servicio. Esto ha estado mal. Nos disculpamos. Sin reservas. Como parte de nuestro acuerdo con las grandes compañías, hemos decidido cesar todas las operaciones inmediatamente”. Una vez entonado el Mea Culpa, Grooveshark invita a los verdaderos amantes de la música a usar servicios tales como Deezer, Spotify, Google Play… etc: “Si os encanta la música y respetáis a los artistas y autores, usad un servicio con licencias que compense a los artistas”.

Pero a los cuatro días de su cierre, Grooveshark se hizo un Jesucristo y reapareció en Internet, esta vez con un nuevo dominio, algunas limitaciones de cara al usuario pero sin ninguna de cara al artista, que seguirán sin ver un céntimo de este servicio resucitado. Este tema seguro que da para muchas más noticias. Estaré al tanto. ¿Usabas Grooveshark?


Categorías

Descargas, Noticias

El Gato

Limitarte a un sólo tipo de música es como comer todos los días lentejas. Abrid bien los oídos y aprended a disfrutar de todas esas joyas que... Ver perfil ›

Escribe un comentario