McCartney rompió su contrato con EMI

paul_mccartney.jpg

Paul McCartney se cansó de EMI y rompió su contrato con la compañía dicográfica. Y ahora acaba de anunciar su fichaje por Hear Music, el sello de la cadena Starbucks.

Lo que declaró McCartney cuando se fue de EMI fue muy duro: “Era aburrido, todos en EMI nos habíamos convertido en muebles: yo era un sofá y Coldplay una butaca“.

En tiempos donde las discográficas cada vez tienen menos peso, es lógico que se den estas noticias. Y no será nada extraño que en el futuro los artistas rompan su vínculo con los sellos grandes, ya que con la distribución digital de la música cambiará el modelo de negocio.


Escribe un comentario