Premios Goya, Alborán y sus fans

Alborán y los Goya

En el instante en que un grupo de chicas, admiradoras de Pablo Alborán, lo visualizaron desde lejos sobre la alfombra roja de los premios Goya, no lo dudaron y creyeron oportuno saltarse cualquier medida de seguridad.

Gritando y llorando accedieron al interior del hotel Auditorium con las manos llenas de regalos para ofrecer al cantante. Alborán asistió a la gala en una nominación de la canción “Palmeras en la nieve”, que finalmente mereció el trofeo, en la categoría de Goya a la mejor canción original.

Pablo Alborán, ante el grupo de chicas que se le venía encima, confesó minutos después la vergüenza que siente antes estas muestras tan expresivas de cariño hacia su persona, pero que, a la vez, se siente profundamente agradecido por ello. Aunque el cantante intentó acercarse a besar a sus fans, los agentes de seguridad del evento no se lo aconsejaron.

De esta forma, en artista malagueño obtuvo el primer Goya de la edición número 30 de estos galardones del cine español. La canción premiada es el tema central de la banda sonora de la película, compuesta por el mismo Alborán junto a Lucas Vidal. Ambos recibieron el premio de manos de Alaska y Rosario. Alborán confesó encontrarse muy nervioso y agradeció a todo el equipo que lo ha ayudado en el proceso de la canción, a su familia, en especial a su hermano, a sus seguidores, etc. Es la primera vez que Pablo Alborán participa en una banda sonora, y no ha podido comenzar con mejor pie.

El tema “Palmeras en la Nieve” un encargo directo de Lucas Vidal, que se ha encargado de la composición de la música de la película. Ambos recogieron juntos el galardón. Como dato curioso, también Vidal es autor de la música de “Nadie quiere la noche”, película que ha obtenido el Goya a la mejor música original.


Escribe un comentario