Recordando… Dolores Delirio

Dolores Delirio

Esta sobresaliente banda peruana comienza su andar allá por el año 1994, cuando Jeffrey Parra (en la guitarra), Josué Vásquez (en la batería), José Inoñán (al mando del bajo) y Ricardo Brenneisen (a cargo de la voz), deciden aventurarse en el siempre difícil mundo musical.

Identificados desde el inicio por esos inconfundibles acordes de guitarra y con influencias de consagradas agrupaciones como The Cure, Bauhaus, House of Love o U2, llegan a definir su nombre como debe hacerse, democráticamente: Josué lo propuso dado el contraste de las dos palabras (‘dolores y delirio, juntos suenan como a sadomasoquismo‘) y terminó siendo elegido después de una votación interna.

Para inicios de 1995 ya habían editado tres cintas, las mismas que vendieron miles de copias, haciendo que el grupo sea considerado como uno de los más prometedores de la escena limeña independiente.
Empiezan poco después a salir internacionalmente, obteniendo buena acogida en los lugares que se presentaban. Todo marchaba sobre ruedas, pero la fatalidad se interpuso en el sendero: A primeras horas de un 24 de junio de 1998, Jeffrey regresaba de ensayar con la banda rumbo a su casa. El taxi que lo llevaba choca violentamente con un automóvil que se cruzó en su camino y fallece irremediablemente.
Nada sería igual sin su presencia…

¿No ves el sol?

(César Pinto)


Escribe un comentario