Recordando… Virus

Virus

Excelente grupo argentino que tuvo su etapa más creativa cuando estaba liderado por el inefable Federico Moura. Lo puedo ver en mi mente, jugando con las naranjas que le arrojaba el público a principios de la década de los 80, en respuesta a la sutil provocación que exhibía en el escenario.

Su sinceridad, innovación, entrega, e inquietud, le valieron ser portada de varias revistas, así como ser comparado nada menos que con David Bowie, dejando entrever la enorme brecha que ya por ese entonces, lo separaba de los demás artistas locales.

Tanto musical como estéticamente, nacía gracias a ellos toda una especie de revolución generacional que sería continuada por importantes grupos venideros, aunque al principio no lo pareciera o casi nadie se atreviera a reconocerlo.
Su nivel más alto de popularidad llegaría en el año 1985, con la salida del álbum llamado Locura, con el que de la mano de canciones como “una luna de miel en la mano” o “pronta entrega”, se terminarían de afianzar como una gran banda más allá de las fronteras de su país.

Si tuviera que elegir un disco que para mi significa el legado de Virus al mundo, sin duda alguna sería el Superficies de Placer. Este trabajo es el último que desarrollaría Federico, pues la enfermedad que lo aquejaba desde hacía ya algún tiempo, el VIH, ya estaba en fase terminal.

Superficies de Placer simboliza el enorme talento de este músico, que desafiando su anunciado destino, decide beber hasta la última gota que le quedaba de vida dando todo de sí mismo, desnudando por completo su alma, y expresando sentimientos y emociones en cada canción que interpretó.


Escribe un comentario