Recordando… Fossil

Fossil

Corrían los años noventa, y corrientes fuertemente establecidas como el “grunge” o el “new metal” invadían las radios, los programas de televisión y las tiendas de discos. Fossil llegaba con una propuesta que algunos -muy pocos- entendidos en la materia consideraron un rayo de luz entre tanta oscuridad, dueña de una versatilidad lírica y musical más que interesante, capaz de mezclar fuerza y desenfreno adolescente en ciertas canciones con profundos momentos de desesperación y búsqueda interior en otras.

Esta banda asentada en New York estuvo formada por Bob O’Gureck (voz y guitarras) y Randy Staley (guitarras, coros) -ambos se conocían desde que eran estudiantes- que luego se juntarían con Neil Moscaritolo (al mando del bajo) y Tom Cottone (a cargo de la batería, incorporado un poco más tarde) para dar vida a esta consistente experiencia.
Teniendo ya una maqueta bajo el brazo logran presentarse en el legendario bar neoyorquino CBGB’s y luego de tan solo dos tocatas en aquel lugar, se les presenta un importante patrocinador y con él, la oportunidad de entrar a una gran disquera que produciría su primer larga duración (Sire/Warner Bros).

El personaje que los patrocinó era nada menos que Hilly Kristal, el dueño del CBGB’s, un bar que había albergado y promovido espectáculos de bandas punk y new wave del calibre de Ramones, Patti Smith o Television (por mencionar algunas), apostando por su talento cuando casi nadie lo hacía.
Demasiados excéntricos para ser promocionados como se debe en la F.M. pero demasiado pegajosos y ruidosos para pasar desapercibidos, Fossil se las arregló para colarse en el mundillo musical aunque su paso fue demasiado fugaz y seguramente si no fuera por “moon”, éste sería difícilmente recordado.


Escribe un comentario