“Super” es el título perfecto para lo nuevo de Pet Shop Boys

Super Pet Shop Boys

30 años después del lanzamiento de su primer álbum, ‘Please’ (1986), los británicos Neil Tennant y Chris Lowe, Pet Shop Boys, vuelven a la carga con su trabajo de estudio número 13, ‘Super’, que salió a la venta el pasado día 1 de abril.

De ‘Super’ habíamos conocido en los últimos meses los adelantos ‘Inner Sanctum’ y ‘Happiness’ y el single de presentación ‘The Pop Kids’, unos temas que parecían confirmar esa de idea de Neil y Chris sobre una trilogía que daba comienzo con su anterior álbum, ‘Electric’, un trabajo que volvía a traer a los Pet Shop Boys más bailables.

Ahora, una vez descubierto el nuevo álbum al completo, se puede confirmar que ‘Super’ es la continuación perfecta a ‘Electric’, llegando incluso a superarlo de una manera de lo más extraña, con temas que recuerdan a aquellos Pet Shop Boys que sonaban gigantes y dramáticos a lo bestia, todo mezclado con ese punto hortera -dicho desde el lado más positivo de la expresión- que siempre aportan en sus continuos experimentos con diferentes estilos.

Si hay algo que queda claro ya en la primera escucha es que, a pesar de lo bien que suenan ‘Inner Sanctum’, ‘The Pop Kids’ y ‘Happiness’, ninguna de las tres se encuentran entre los mejores temas del álbum. Los tres temas parecen haber sido elegidos a conciencia. Lo bueno viene cuando descubres joyas como ‘Groovy’, ‘Undertow’ o ‘Burn’, tres pelotazos bailables que consiguen mostrar una mezcla perfecta de los mejores Pet Shop Boys de antes ya hora.

‘Twenty-something’ y ‘Pazzo!’ son los dos temas que te harán levantar las orejas, la primera por la base reggaetonera que tiene -solo le ha faltado la gasolina- y la segunda por ser algo así como hortera-retro-pegadiza-que-te-mueres consiguiendo que la bailes todas las veces que la escuches.

Con esto queda claro -y si no lo queda ya me encargo yo de confirmarlo- que ‘Super’ es un imprescindible para los fans de Pet Shop Boys y para cualquier amante del synthpop que se precie.

 


Escribe un comentario