Canciones para dormir bebés

dormir bebés

Desde que el mundo el mundo, la música ha sido utilizada por la humanidad con fines lúdicos, didácticos, estimulantes y relajantes. También como vehículo comunicacional, no solo entre grandes masas, a un nivel mucho más simple: entre padres e hijos.

Las nanas de cuna y las canciones para dormir bebés son tan milenarias como el hombre mismo, cada cultura ha desarrollado sus cantos particulares para arrullar a los recién nacidos con el propósito de ayudarles a dormir.

El proceso de cantar a los bebés puede empezarse incluso antes del alumbramiento, cuando todavía están dentro del vientre materno.

El repertorio de canciones para dormir bebés es tan amplio como idiomas hay en el mundo (incluso más). Además, según la personalidad de cada recién nacido, hay ejemplos poco ortodoxos de nanas Heavy Metal, Techno y otros géneros aparentemente poco tranquilos.

Canciones para dormir bebés

Duérmete Niño

Esta es la canción de cuna por antonomasia de la lengua castellana. Es la nana con más versiones, además de ser cantada con frecuencia en la península ibérica y en toda la América hispana, con algunas pequeñas variaciones.

música

Berceuse, Opus 57, para piano en Re Bemol Mayor

La música clásica, en sus distintas variables, también guarda un amplio repertorio de canciones de cuna y para dormir bebés. El compositor y pianista polaco Frederick Chopin legó al mundo varias de los ejemplos más representativos. Nocturno. Opus 9, N° 2 es quizá la más icónica de toda su vasta obra.

Wiegenlied (Canción de Cuna). Opus 49, N°4

Muchos de pequeños nos quedábamos dormidos con esta composición para piano del alemán Johannes Brahms. Algunos de los móviles que se colocan en las cunas, tienen la opción de reproducir este clásico para ambientar los sueños de los recién nacidos. También hay una versión con letra de esta nana, ideal para ser cantada con el bebé en brazos meciéndolo suavemente.

A la nanita nana

Una de las canciones de cuna más famosas en lengua castellana. Fue concebida inicialmente como un villancico en honor al Niño Jesús. Desde 2006 la canción creció todavía más en popularidad, después de que las Las Cheetah Girl la cantaran dentro de la película de Disney Channel Las Chicas Guepardo 2.

Calla pequeño

Originaria del sur de Estados Unidos (Hush Little Baby es su título original), hasta Nina Simone la grabó alguna vez. Su versión en español es ampliamente conocida.

Berceuse S.174

El compositor austriaco Franz Listz, considerado por muchos como el pianista más virtuoso en la historia de la música, también legó una clásica canción de cuna para piano. Se publicó originalmente en 1854, ocho años más tarde el propio autor la actualizaría, quedando tal y como la conocemos al día de hoy. Otra obra de Listz, Valse Mélcolique S.214, incluida dentro de Treis Valses Caprices, también es utilizada frecuentemente como canción de cuna, aunque sus compases son bastante más fuertes.

Berceuse sur le nom de Gabriel Fauré

El célebre compositor francés Maurice Ravel, además de aportar a la historia de la humanidad su famoso Bolero, también compuso esta Nana para violín y piano, publicada en 1922.

A dormir va la rosa

Los versos de esta canción conforman una de las nanas más populares de España y de las más cantadas por las madres a sus pequeños. Hay quienes prefieren colocarla en algún reproductor antes que cantarla a viva voz por temor a desafinar. A los bebés escuchar a su madre les tranquiliza enormemente, y no reparan si en el momento de cantar ella desentona o no.

Twinkle Twinkle Little Star

Este es uno de los temas más famosas en Europa y América. Nació como una canción navideña en Francia, rápidamente traducida y adaptada en varios idiomas. Mozart es frecuentemente considerado como el autor de la melodía, aunque algunos teóricos afirman que él compuso algunas variaciones partiendo de la base original. En Español, la canción es conocida como “Campanita del Lugar”, aunque de forma más extendida como “Estrellita ¿dónde estás?”.

Arrorró mi niño

El Arrorró es la canción de cuna tradicional en Gran Canaria. Se caracteriza por una serie de ritmos más lentos y monótonos que las nanas de otras zonas geográficas. También porque los versos no se repiten. Arrorró mi niño es de las canciones más utilizadas para dormir a los bebés, no solo de España, también en buena parte de Hispanoamérica.

Duerme negrito

Esta canción se gestó en las zonas campesinas de Colombia y Venezuela. Narra la historia de una madre que debe salir a trabajar la tierra, pero antes necesita que su primogénito se duerma. Además de ser una nana, también es música de protesta.

Mozart y Beethoven: Los Clásicos “Clásicos”

música clásica

Desde 1990 en algunos ámbitos musicales se viene hablando de El Efecto Mozart. Se argumenta que la música del compositor austriaco, puede beneficiar a los bebés desde que están en el útero. Aunque para muchos no es más que fantasía, cierto es que varias de las piezas del también pianista clásico, consiguen tranquilizar, bajar la frecuencia cardiaca, el estrés y también como vehículos para conciliar el sueño en bebés, niños, jóvenes y adultos.

Ludwig Van Beethoven es otro compositor clásico en toda la extensión de la palabra. Su influencia dentro de la cultura popular no deja de ser objeto de estudio, así como los efectos de su música en la sociedad a nivel general, y en algunos oyentes en particular. Varias de sus composiciones también son ampliamente utilizadas como ayuda por parte de algunos padres en la búsqueda de que los bebés concilien el sueño. Claro de Luna y Para Elisa son dos de sus melodías más escuchadas.

 Otros ejemplos “Poco Ortodoxos”

El reggae de Bob Marley sirve para todo, hasta para arrullar bebés hiperactivos. Una selección instrumental de sus temas más emblemáticos, puede ser de gran ayuda para calmar los ánimos a pequeños reacios a tranquilizarse. Incluso, alguna de las versiones originales con la voz del artista jamaiquino, como One Love o Stir it up tienen efectos relajantes en niños (y también en los padres).

También hay casos de pequeños que se tranquilizan escuchando Heavy Metal. Al fin y al cabo, con los niños nunca se sabe…

 

Fuentes de imágenes: YouTube  /  Música Instrumental de larga duración  /  Educación – unComo


Categorías

Varios

Paco María García

Redactor Freelance y Escritor. Licenciado en Derecho, Master en empresas y finanzas. Técnico especializado en Marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *