Las mejores canciones del 2016

2016

El 2016 ha sido un año fatídico en lo que a perder grandes artistas se refiere. El adiós prematuro de nombres muy conocidos del panorama musical, y de la historia de la música en general.

A pesar de las noticias tan tristes, 2016 ha sido un año de buena música. Las mejores canciones del año nos trajeron momentos inolvidables.

El 10 de enero de ese año fallecía David Bowie, solo dos días después de lanzar al mercado su disco “Blackstar”. El 21 de abril moría Prince a los 57 años. El 7 de noviembre Leonard Cohen, y el último personaje muy importante que se sumó a la lista fue George Michael, que fallecía el mismo día de Navidad, a la edad de 53 años.

 Meghan Trainor, “No”

Otro bombazo con el sello de Meghan Trainor. Un talento que la hace destacar entre los compositores de hits. Las letras siguen en la línea de poder de Trainor, que hábilmente ha posicionado en lo más alto un nuevo hit a base de “no, no, nos” diez años después de ‘Rehab’.

Entre las mejores canciones de Leonard Cohen, “You Want It Darker”

Siempre nos sorprendía, y nos maravillaba con su voz seria, varonil, sugerente.

Leonard Cohen canta verso tras verso en ‘You Want it Darker’ de manera maravillosa y desafiante. Este tema tiene un tono solemne, trascendental pero también de una rara oscuridad.

Kyle Craft, “Lady of the Ark”

Kyle

A sus 27 años, Kyle Craft va camino de convertirse en una gran Estrella. Su primer trabajo se ha elaborado para vinilo, con tintes de rock clásico. Entre las mejores canciones de este disco, destaca Lady of the Ark’. En sus temas preferidos, hay continuas referencias religiosas al amor y a la muerte.

 Carlos Vives ft Shakira, “La bicicleta”

Un tema de reggaetón cantado a dúo, fresco, original y dinámico. Adornado por un sonido de guitarra que funcionaría igual con el ritmo latino o sin él. La melodía es pegadiza y muy conseguida. Y hay un final muy divertido de la canción, y del video promocional.

Extraperlo, “Algo distinto”

Este último disco de Extraperlo se titula ‘Chill aquí’. Es una mezcla de diferentes pasajes de melodía, ideal para una tarde tranquila en Ibiza. No obstante, la letra nos sugiere una decepción, “esperaba tanto de esta ciudad”.

Fangoria, “Geometría polisentimental”

“Geometría polisentimenta” es un alegato a las formas, empezando por una imagen, y siguiendo con laberintos, esquemas, cuadrados, esferas, triángulos o cilindros.

A destacar algunos fragmentos, como es el caso de “un poliedro intuitivo, un circuito racional que nos ayude a congelar, direccionar el momento”.

Blood Orange, “Augustine”

Un enfoque minimalista, integrado por una guitarra, un piano y una caja de ritmos. Y no hay más. Se trata de una composición pop magistral que nos recuerda a las mejores canciones de la década de los 80.

En el vídeo el artista nos ubica en el Stonewall Inn del barrio Greenwich de Nueva York donde se originaron las protestas del Orgullo Gay.

Andy Shauf, “The Magician”

“The Magician” se sitúa en una fiesta, donde los personajes sufren por quien no llega, por quien se burla de sus sentimientos, por quien no les hace caso o incluso mueren sin que el resto se dé cuenta.

La voz de Andy Shauf se eleva entre un juego de cuerdas y guitarras eléctricas.

Bruno Mars, “24K Magic”

Bruno

Tras el éxito obtenido por ‘Uptown Funk’, ’24K Magic’ ha sido una digna continuación. Una canción retro, pero con mucho encanto, pegadiza y sensual. Con mucho gancho y una impecable producción.

Lady Gaga, “Perfect Illusion”

Una canción sobre todo divertida, con un estribillo pegadizo. Una Lady gaga con el punto macarra al que nos tiene acostumbrados. El tema dura tres minutos y un segundo. Nada parece por casualidad. Es la sensualidad, la provocación, la rebeldía…y el talento.

Radiohead, “Burn the Witch”

La canción comienza como un sencillo de Owen Pallett y parece un single de Björk durante la segunda estrofa. Conocemos que estamos con los de Thom Yorke gracias por la inconfundible voz del solista y por la letra.

Aunque “Burn the Witch” no está entre las mejores canciones de toda su trayectoria, sí tiene el impacto suficiente como para que nos entren ganas de escuchar el nuevo disco de Radiohead.

Pet Shop Boys, “The Pop Kids”

“The Pop Kids” tiene un punto de nostalgia, de recuerdo de aquella adolescencia que muchos tuvimos, al ritmo de las canciones de los Pet Shop Boys. Un tema icono sobre lo que ha sido la trayectoria de los “chicos de la tienda de mascotas”. Un homenaje en forma de regalo para su legión de seguidores.

La Casa Azul, “Podría ser peor”

Una letra con tintes amargos, triste y gótica, que nos recuerda a las de Fangoria. Un memorable himno, en la línea de La Casa Azul. El solista, Guille, la canta con tono pausado, se diría que con auténtica resignación, rompiendo su voz en el estribillo.

Shura, “What’s It Gonna Be?”

En un giro hacia el sonido de la radiofórmula de los 80, este tema de Shura es pegadizo y nos deja ganas de escuchar más. Su estribillo es romántico, una metáfora del amor adolescente, nostálgico, fresco. En Gran Bretaña hay muchas expectativas puestas en esta joven promesa de la música.

Ariana Grande, “Into You”

A Grande

Con una composición muy instrumental y un gancho eficaz en el estribillo, Ariana Grande ha vuelto a triunfar.

The Avalanches, “Frakie Sinatra”

Como se puede intuir de su título, una canción sorprendente y divertida a la vez. La canción es una fusión entre diversos géneros, desde el easy-listening al hip-hop pasando por el dancehall-

Beyoncé, “Formation”

Más allá de una canción, es un complejo texto musical donde imágenes y letra se funden en un conjunto donde abundan los temas. Entre todos los temas destaca el racismo, la pobreza, el feminismo y la cultura negra.

Davis Bowie, “Lazarus”

Un tema con aire rockero, guitarras duras que marcan el paso, pero con aire clásico. Una canción seductora donde el gran Bowie parece ya hablarnos desde el más allá, a partir del mismo comienzo. El final no puede ser más significativo: “Sabes que seré libre / justo como el pájaro azul / ¿no es eso algo propio de mí?”.

Rihanna, “Work”

Rihanna

Se ve la química entre Rihanna y Drake, cuando cantan juntos sus mejores canciones. Con aires caribeños y una tensión calculada, el baile es sensual, cálido.

Frank Ocean, “Nikes”

La canción encierra una especie de monólogo introspectivo, donde se invita a reflexionar sobre el amor y el consumismo. Integra tres voces diferentes: la apitufada, la ventrílocua y la real. El resultado es una composición llena de pasión y sensibilidad melódica.


Categorías

Actualidad

Paco María García

Redactor Freelance y Escritor. Licenciado en Derecho, Master en empresas y finanzas. Técnico especializado en Marketing.

Escribe un comentario