Alejandro Sanz, embajador contra el cáncer

Alejandro Sanz, embajador contra el cáncer

La Fundación Juegaterapia, entidad  que ayuda a los niños enfermos de cáncer a través del juego, ha firmado un acuerdo de colaboración con una importante iniciativa en el estudio de los tumores en niños llamada “Amigos del CNIO”. Este acuerdo ha tenido un padrino de lujo: Alejandro Sanz.

En lo que respecta a los fondos para la financiación de este proyecto, fundamentalmente provienen de los juguetes denominados “Baby Pelones”, muñecos sin pelo, con un pañuelo en la cabeza y cuya recaudación íntegra ha ido dirigida a los proyectos de Juegaterapia. El mismo cantante ha diseñado uno de los pañuelos que llevan estos muñecos.

Esta fundación está desarrollando continuamente nuevas líneas de trabajo, y ahora se halla en la combinación entre jegaterapia e investigación contra el cáncer. Así se llama su nuevo camino “Juegaterapia Investigación”.

Juegaterapia y ‘Amigos del CNIO’ suman sus fuerzas para ofrecer la oportunidad a jóvenes investigadores de desarrollar proyectos de excelencia que permitan avanzar en la lucha contra el cáncer pediátrico. Próximamente, el CNIO abrirá la convocatoria de la beca para elegir al mejor candidato, que durante dos años podrá desarrollar su trabajo en uno de los centros líder en investigación oncológica del mundo.

Alejandro Sanz se ha mostrado plenamente implicado en este proyecto. Ha podido visitar  las instalaciones del Centro y ha conocido de primera mano las investigaciones que se llevan a cabo. “La lucha contra el cáncer es una guerra y yo soy un soldado”, afirmaba tras salir de las instalaciones.

La iniciativa Amigos del CNIO nace a finales de 2014 con el objetivo de recaudar fondos para financiar diferentes proyectos de investigación contra los tumores, que se han ido desarrollando en el centro. Hasta la fecha, cuenta con más de 600 donantes. La implicación y la generosidad de todos ellos ha permitido la puesta en marcha de tres becas denominadas postdoctorales, para el estudio de esta enfermedad.


Escribe un comentario