Dos años sin Pablo Alborán

La marcha de Pablo Alborán

En las fiestas en que estamos ya inmersos, con los deseos para el año 2016, que está a punto de entrar, hay peticiones para todos los gustos. Unos piden salud, otros dinero, otros amor….en el caso de Pablo Alborán lo que pide es un periodo de reflexión.

Según parece, el cantante se va a instalar un tiempo en Nueva York, para intentar ser, según afirma él mismo, un “chico normal”. Entre sus planes está el descansar y relajar las tensiones de estos últimos años, perfeccionar su nivel de inglés e ir dando los primeros trazos de su próximo disco.

De ninguna forma se trata de una retirada definitiva, sino que es una parada técnica en la que el artista tiene la intención de dedicarse a su vida personal, apartado de la fama, en un lugar en el que muy pocos le conozcan. Pablo cree que el descanso debe ser mutuo, de él por un lado y de sus seguidores por otro, por lo que apuesta en este momento por vivir un tiempo retirado de los escenarios, de los discos y de las cámaras.

El cantautor añade que es una persona muy normal, que echa mucho de menos salir con sus amigos por la calle, y necesita una dosis de normalidad.

Antes de su viaje a Estados Unidos, sus más fieles seguidores podrán acompañarlo en febrero a Chile y también a París. Hay que recordar que “Solamente tú” fue la canción elegida para subir a Pablo Alborán a lo más alto del panorama musical. Corría el año 2010, y el tema se colocó en el puesto número uno de los ranking de ventas ya en la primera semana tras el lanzamiento. En estos años han seguido tres discos de estudio.

Pablo nos deja dos años pero volverá con las pilas cargadas. Quiere retomar sus clases de guitarra y de piano, leer mucho, disfrutar de sus amigos y de su gente, encontrar el amor, e ir componiendo los temas de su nuevo disco con mucha calma.


Escribe un comentario