Klaus & Kinski – Herreros y Fatigas (2012)

Klaus & Kinski

La primera vez que escuche Klaus & Kinski allá por 2008, aparte de quedar eclipsado por un par de temas, pensé que no tendrían mucho futuro más allá de la sorpresa, pues creía que la voz tenue y frágil de la cantante iba a terminar lastrando un proyecto musical tan ecléctico como el que ofrecieron en ese inspirado debut  “Tu Hoguera Está Ardiendo”.

Pero no era casualidad que la voz de Marina encajara tan rematadamente bien en piezas tan diametralmente opuestas como “Mengele y el amor” o “Roonie O’Sullivan”, y no lo era porque en realidad dentro de la rica base instrumental demuestra su solvencia moviéndose como pez en el agua por estilos muy dispares, y es así como mi teoría se ha hundido, ya que la voz de la cantante ha terminado convertiéndose en el sello de identidad del proyecto.

Siempre abrazando la fragilidad y contando historias cotidianas (a veces traumáticas) utilizando la ironía, el grupo llega este tercer álbum “Herreros y Fatigas” con la impresión de seguir en un permanente estado de gracia. No es fácil encontrar en el pop español tanta amplitud de miras, así de primeras solo se me viene a la cabeza Single, el grupo de Teresa Iturrioz (Le Mans). Y es así como abrazan la copla en “Sacrificio” y no les importa mezclar arreglos electrónicos con guitarras eminentemente rockeras en “Cumbres Profundas”, sorpresas que dan colorido a un álbum en que sobresale el pop ensoñador que vienen acostumbrando a entregar. Y vuelven a dar en la diana en temas tan certeros como “Soneto”, “Contrato” o “La Pensión” y dan la impresión de que han refinado y, en definitiva, mejorado  su proyecto en una dirección claramente ascendente en la que solo ellos sabrán donde está la cima.



Categorías

Discos

A. Esteban

Mi nombre es Antonio, soy Licenciado en Geología, Master en Ingeniería Civil aplicada a la Obra Civil y Master en Geofísica y Metereología.... Ver perfil ›

Escribe un comentario